¿Cómo arreglar las precuelas? Parte 2: El Ataque de los Clones.


Mira fijamente la foto que tienes aquí arriba. No, el bebé no, los pósters. Mira el de la izquierda, abajo. El negrito, Mace Windu, sí, es Mace Windu. ¿A que la capucha parece una melena lisa con la raya en medio? Parece Bob Marley en una boda. Ale, ya te he hecho reflexionar, has ejercitado el cerebro, enhorabuena. De nada, para eso estoy.

¡Recuerda! Si no recuerdas haber leído una primera parte de un '¿Cómo arreglar las precuelas?', si pinchas aquí mismito, podrás leerlo, pero cuidado, no me hago responsable de tocamientos u otras fantasías que pueda producirte.


Yo solo quería hacer una única entrada: ¿CÓMO ARREGLAR LAS PRECUELAAAAS? Una entrada clara y concisa, de esas que van al grano y no son Carli, pero qué pasa, qué pasa, pasa que me enrollo, y me emociono yo solo
"Ooooooh síiii y voy a poner que Leia está siendo torturada, oh dios mío soy el Jonathan Nolan de mi generación ffssssss y a Dooku. ¡Más planos para Dooku, por favor! ¡DENLE MÁS PLANOS A ESTE HOMBRE!"
y pasa lo que pasa. Yo para mis adentros pensaba
"No, no, si luego las otras dos son cambiar dos cosas"
pero es que no es así, así que tomé la difícil decisión de partir esa entrada en tres, o lo que es lo mismo, Carli, por el precio de gratis, te regala dos entradas más a parte de la ristra que lleva este bendito mes, que he apartado la Crónica y todo y tengo una semana de retraso, ¡que no llevo deberes al curso de escritores porque estoy escribiendo sobre Obi-Wan Ke Nabo! Por cierto, lo de Ke Nabo no es mío, lo he copiado de una porno. Obviamente.

Informe semanal: El acontecimiento Carli. Resumen de su gloriosa primera parte.


¡Gracias, Jenaro!

Obi-Wan se licencia en jedi en la universidad Yoda. Es mandado a cumplir misión con un maestro que no acepta aprendices (esto se me olvidó decirlo, y ocurre en la historia original) porque su último aprendiz se volvió al Lado Oscuro. En dicha misión, acaban huyendo por sus vidas en Naboo, mientras descubren que los nativos están siendo esclavizados. Gracias a la ayuda del Conde Dooku, rescatan a su Reina, pero son atacados y realizan una parada de emergencia en Tatooine, donde conocen a Anakin, y se lo llevan. En Coruscant Anakin es acogido, con reticencias, por la Orden Jedi, bajo la tutela de Qui-Gon, que ha decidido volver a ser maestro. Tanto él como Obi-Wan han sido ordenados no intervenir en la batalla que la República, con su ejército clon, va a batallar para liberar Naboo, pero Obi desobedece, y Qui-Gon le sigue. En Naboo los dos jedi salvan a la Reina, pero Qui-Gon muere. Obi, arrepentido, decide ser más paciente y acepta la custodia de Anakin.

Mientras, ambas mitades de la República comienzan a financiar un ejército con el que continuar la guerra.

Espisodio II: Las Guerras Clon. Los personajes.


Poco o ningún sentido tiene llamar a este episodio 'El Ataque de los Clones', si fue creado para que la audiencia pensara que los clones eran malos, para enganiarte, bandido. Las Guerras Clon empezaron al final del Episodio I, que perfectamente puede mantener el nombre, así como el tercero. Si por mí fuera, hubiera metido este episodio en plenas Guerras Clon, pero no puedo, no del todo, porque tengo que ceñirme a la historia original.

¡Guerra! La República se desmorona bajo los ataques de guerrilla que se suceden a lo largo y ancho de la galaxia. Hay héroes en ambos bandos. El mal está por doquier.
Aunque la guerra no se ha desarrollado de forma total y hay esperanza para el diálogo, el ejército clon de la República pronto se verá muy reforzado, poniendo fin a la guerra por medio de la violencia.
Sin embargo, la Federación Galáctica, enemiga de la República, podría querer a uno de sus más distinguidos senadores asesinado, en un momento en el que los jedi debaten acerca de unirse al conflicto...
Así empezaría el episodio si fuera mío, más o menos, no he revisado lo que he escrito, no sé si tiene la proporción comercial áurea adecuada (obsérvese el parecido del primer párrafo con el de la tercera peli). La cuestión es que la guerra ya ha empezado, pero no es total porque ambos ejércitos son limitados. Mientras, los senadores debaten, bueno, más bien riñen en un senado absolutamente dividido e inútil, con charlas interminables que no llevan a ningún sitio. Obi-Wan contempla preocupado este panorama, diez años después del final de 'La Amenaza Fantasma'. Ahora es un miembro distinguido de la Orden Jedi, y se rumorea que pronto podrían nombrarle maestro, siendo uno de los más jóvenes en conseguirlo. Desde que perdió a Qui-Gon en la batalla de Naboo, ve el conflicto de forma negativa, con otros ojos, apoya el músculo democrático de la República, pero en estos tiempos está fallando más que nunca.


Por otro lado, Anakin es un buen chaval, un buen padawan (aprendiz). El tío es impulsivo, impaciente, no es sabio, y no aprecia la sabiduría porque nunca la ha necesitado, motivo de continuas regañinas por parte de Obi. Sin embargo, no cabe duda de que es buena gente: a lo largo de la película tiene buenos gestos con personas desfavorecidas, gestos muy humildes, porque él sabe lo que es ser esclavo, y desearía liberarlos a todos. Es ese el motivo por el que se hizo jedi, pero parece ser que a los jedi de hoy en día no les preocupan esos asuntos, incluido el maestro Yoda.

Es un chaval aventajado, un Mozart de su tiempo, que logra virguerías con la Fuerza estudiando la mitad que el resto de alumnos, y suele aventajarles en la mayoría de cosas. Considera que se le da mal combatir con el sable de luz, y aún así vence fácilmente a todos los demás padawans, eso sí, la meditación la lleva fatal, igual que Obi en la primera.

No sé si le debo esta idea a Belated Media, pero sea quien sea la persona a la que se le ocurrió esto, es un genio. Un personaje es introducido en esta película, otro padawan, esta vez el de Mace Windu. Le voy a llamar Carli Love, porque mi sueño siempre ha sido aparecer en una película de Star Wars (mentira). La cuestión es que Carli y Anakin se llevan muy bien, son los típicos jóvenes imprudentes que se meten en líos juntos, algo así como Ramsés y Moisés en 'El Príncipe de Egipto'. Sí, son unos gamberros, pero caen bien. Carli lleva más tiempo en la Orden que Anakin, y está comenzando a estudiar para las pruebas y convertirse en Caballero Jedi, pero se le atraviesan. Mientras, Anakin, más joven que él, parece que las lleva bien e incluso podría superarle. En serio, Carli se esfuerza mucho, pero no importa lo que haga, Anakin, en mucho menos tiempo, lo hará mejor, e incluso le corregirá. Y eso que Carli es bueno, pero aun así, no lo consigue, le falta algo.


No es que Anakin sea un prepotente, a él le sale solo y le parece lo más normal del mundo. Como ya he dicho, es un tío humilde, y es muy importante que lo sea. ¡Coño, solo hay que hacer lo mismo que con Obi en la primera! Cuál va a ser su verdad, ¿que la República no funciona y que la Orden Jedi utiliza su verdad a su favor, y que limita su poder porque le teme? Pongámosle al revés. Anakin, enseñado por su maestro, cree en la República, y de hecho, tiene buenas relaciones con el Canciller, que le considera un genio, aunque el chaval no le hace caso, porque solo es un sirviente de la paz.

Por otro lado tenemos al Conde Dooku, que se ha desengañado de la República. Ha descubierto que no funciona, que es injusta, que es beligerante, y encima por culpa de sus acciones beligerantes ha perdido a su antiguo aprendiz y amigo Qui-Gon. Y Dooku odia la guerra, por eso decide tomar una decisión radical: Padmé es una de las senadoras que más apoyan a la República y a la idea del ejército clon, y según ella, los que empezaron (tomaron su planeta) fueron los separatistas. Es una voz muy fuerte, que ha ganado peso desde que dejó de ser la Reina electa del planeta oprimido. Si Dooku la mata, hay oportunidad para una negociación, en la que la República quedaría partida en dos partes tensionadas. Eso es lo que quiere Dooku, y le duele, pero siente que debe hacerlo.


Por otro lado, tenemos a... ¡Darth Maul! Y como villano principal, ni más ni menos. No solo sobrevivió a la caída, ahora tiene piernas metálicas, y se ha estado entrenando duramente con Darth Sidious (Palpatine), crecido en el odio hacia Obi-Wan Kenobi. En la anterior película apenas dijo cuatro frases, pero ahora le veremos mucho más desarrollado, siendo un asesino implacable, que disfruta de forma contenida de la violencia. El tío habla poco, pero quiero que se parezca a lo que ahora es Kylo Ren, un tío que se deja llevar por la ira hacia una persona, en lo demás no, solo en eso.

¡Comensemos!

La historia.


Empezaría con contexto: lo que he hablado sobre la impotencia que siente Obi-Wan respecto a la democracia, y la habilidad de Anakin que despierta envidia en su amigo. Por lo demás, va de lo mismo que la peli: han intentado asesinar a Padmé Amidala, probablemente la Federación. Yoda, como sabe que Obi-Wan y ella ya se conocieron en el pasado y se llevan bien, le asigna la misión de protegerla, junto a su padawan Anakin. Mientras tanto, el Conde Dooku conspira, junto al virrey, para acabar la guerra antes de que se ponga peor, construyendo droides de contingencia para enfrentar una guerra a gran escala. Esto no se sabe hasta más tarde, pero quiero ponerte en contexto.

Obi-Wan se presenta ante Padmé, y así conoce a Anakin, que está nervioso, porque es su primera misión seria, en la que la vida de una persona está en peligro. La cazarrecompensas trata de matar a Padmé, los jedis la salvan y la encuentran, a partir de ahí, Obi-Wan seguiría la pista a Jango. Dado que ahora sí que está clarito clarito que quieren a Padmé muerta, probablemente los de la Federación, el encargado de escoltarla hasta Naboo es Mace Windu con su aprendiz, y Anakin se quedaría con ellos dos. Y aquí llega la magia: cuando los tres jedi y ella están en Naboo. Un Naboo, por cierto, en guerra contra los droides, aunque están en una zona alejada y más o menos secreta, protegida ahora por varios clones y tres jedi, uno de ellos maestro.


No son felices y comen golosinas, como en las películas: Padmé es de la edad de Obi-Wan, algo menor, y es por lo menos diez años mayor que Anakin, que el tío es un crío, pero los dos sienten algo, se nota, tienen un algo así raro, pero no hacen nada. Pronto, son atacados por Darth Maul, que ataca a los tres. A Anakin lo deja para el arrastre con un empujón de la Fuerza, y a Carli le habría matado si Windu no le hubiera salvado. Anakin vuelve en sí y, al ver el poder de Maul, Anakin recuerda las lecciones de Obi y se va con el objetivo, dejando que los soldados que cumplen con su deber mueran si así deben. Windu acaba jodido por Maul, que tampoco es que esté genial, porque Windu es el mejor espadachín, pero al ver huir a la nave de Padmé, Maul se pira y les persigue. En esa persecución, Anakin demuestra sus habilidades de piloto. Maul ha dañado el hiperespacio, pero ojo cameo, gracias a que R2 lo arregla, lo consiguen, y vuelan a Tatooine, porque la mente desesperada de Anakin le dio esa rápida solución.

Anakin, lógicamente, se siente de culo. Ha pedido auxilio por la situación a la Orden, pero las transmisiones no van muy bien y no sabe si lo han recibido. En Tatooine, Anakin y Padmé buscan refugio, y Anakin busca a su madre, en lo que un informador de la Federación les cuenta que les ha encontrado... y ya está. No vemos más de ellos dos.

Obi-Wan.

Los clones, así. Él, más mayor.

La investigación de Obi-Wan le lleva hasta Kamino, el planeta de los clonadores, planeta que no ha sido borrado de los archivos porque ningún jedi renegado llamado Dooku lo ha borrado. Allí, Obi-Wan descubre varias cosas: la primera, que hay una remesa gigante de clones que el Canciller encargó, que está casi casi a punto. La segunda, que todos los clones de la República fueron creados a partir de un único soldado, ahora un veterano de guerra, llamado Jango Fett. Y sin embargo, y pese a vivir en un planeta que crea un ejército para la República, Jango Fett sirve a los separatistas a modo de mercenario, un soldado retirado por su propia estirpe. Obi-Wan y él se enfrentan, cuando Obi escudriña demasiado en los quehaceres de Jango (molaría que la batalla empezara cuando le pillase husmeando en la habitación y descubriendo su conexión separatista). Así, Jango vuela a Tatooine (a por Padmé), y Obi, que para el maloso ha muerto, le tiene localizado.

Sin embargo, cuando va a seguirle, se entera de lo sucedido en Naboo, porque Anakin logró retransmitir, así como Windu, que está herido y ahora siendo tratado. Obi viaja a Tatooine siguiendo a Jango, y se alarma porque es el planeta en el que Anakin y Padmé se encuentran. Les busca, pues no se sabe dónde están los dos, pero sigue su instinto hasta la granja de Lars, la que será la futura casa de Luke. Allí se presenta ante el patrón, que le cuenta lo que ha pasado: Anakin y Padmé llegaron, porque Anakin siguió la pista de su madre hasta esa granja, en la que era esposa, ahora libre, del propietario. Pero los Tuskens la raptaron, tal como pasa en la película, y Anakin fue a rescatarla. Sin embargo, volvió con un cadáver, y la cara pálida.


Obi va corriendo a ver a Anakin, y sin que sepan ni él ni Padmé que ha llegado, escucha una conversación, en la que Anakin le confiesa que de la rabia, mató a todos los Tuskens del campamento, a las mujeres, a los niños, que nada habían hecho, y se siente fatal, se siente un monstruo, y rompe a llorar. Padmé le consuela, muy cercana... muy cercana. Cuando Anakin ve a Obi, sin que sepa que ha oído la confesión, se seca las lágrimas y le da un informe de misión detallado e imparcial, muy serio. Obi insiste en que le diga cómo se encuentra, pero Anakin finge estar bien, e incluso Obi le pregunta si se siente mal por haber dejado dejado a Windu y a Carli a su suerte, y Anakin niega, pero respira muy aliviado cuando sabe que están vivos. Ahora es cuando advierte a todos del peligro que corren, por lo que huyen de allí, pero ah amigo, ya les estaban esperando.

La granja de Lars queda dañadita en el tiroteo, e incluso el patrón muere, dejando a un bastante joven Owen Lars huérfano, un Owen Lars que en realidad no estaba emparentado con Anakin, porque no cuadran las fechas: Anakin fue liberado a los diez, ahora tiene veinte veintiuno, y Owen tiene los mismos. Esto hace que, mira tú por donde, Owen deteste a los jodidos jedi que han provocado que maten a su padre y dejen su casa para el arrastre. ¿Y quién era uno de esos dos jedi? ¿Obi? ¿Ben Kenobi? Uuuuuhm, interesante...

Er terser acto.


Los tres protas huyen del lugar, pero finalmente, Padmé es capturada por Jango. Obi-Wan y Anakin se salvan, aunque acaban hechos mierdecica, con, pongamos, una pequeña cueva derrumbada sobre ellos. Obi pide cautela, y le dice a Anakin que, ya que tiene a Jango localizado, informará de su situación a la República, y no harán más. Anakin no le hace ni caso, y se pira en su nave hacia Geonosis, que es donde está Jango, dejando a Obi solo en Tatooine, muy disgustado. ¿Recuerdos de mi primera parte?

Obi sigue a Anakin, le regaña y le dice que tiene que ser más paciente, pero Anakin está como para escucharle, está nerviosito, ido de sí. Realmente le importa Padmé, Obi puede sentirlo, y le advierte sobre esto, pero Anakin no escucha, aún tiene la misma cara pálida desde que perdió a su madre. En Geonosis, investigando (ya que están ahí y han sido 100% localizados al aterrizar), son capturados, aunque justo en ese momento Obi manda una señal de socorro. Allí, son torturados, e interrogados sobre cómo han llegado hasta allí, pero no dicen nada.

El Conde Dooku para la tortura de Obi para hablar con él, y básicamente le cuenta por qué ahora está en ese bando, omitiendo por supuesto lo de Padmé, eso lo dice Obi. Dooku, sintiéndolo mucho, dicta la sentencia de ambos, por saber demasiado y poder incriminar a la Federación de la desaparición de Padmé (recordemos que oficialmente lo ha hecho un cazarrecompensas). Obi no da crédito: ese tío, hace diez años, era increíblemente razonable, y ahora, está medio loco. No es un jedi porque ya no ejerce, pero Obi siente en él ahora la presencia del Lado Oscuro.

En la cámara de la Federación, en la que los líderes separatistas debaten sus planes en Geonosis, Darth Maul irrumpe en la reunión, y les impone el plan de acción que ahora van a poner en marcha: desplegar toda la maquinaria, porque el ejército clon está próximo a estar listo. Dooku se sorprende: ¿qué coño? ¿Qué hace un sith diciendo a los separatistas qué hacer? ¡Ojo cuidao, big reveleison! Resulta que el virrey, el inspirador de todo el movimiento separatista, tiene como jefe ni más ni menos que al Lord Sith, Darth Sidious. Dooku se siente mal de cojones. ¿Está siguiendo al Lado Oscuro? ¿Quizá el Lado Oscuro está en su interior?


Padmé, Obi-Wan y Anakin son arrastrados a la arena del coliseo para su ejecución al estilo geonosiano: con tres bestias. Los poderes de fuerza de los jedi hacen que puedan apañárselas, pero descuidan un segundo a Padmé y recibe un tajo grave en la espalda. Dooku se da cuenta de lo que ha mandado hacer, y se escandaliza. ¡Están torturando y matando a una senadora! Claro, al principio era el medio desagradable para un fin, pero ahora que sabe que el Lado Oscuro controla a la Federación, lo ve todo diferente. Ordena que la ejecución se detenga, pero Grievous le hace callar y le mete dentro.

Entonces, dos jedi aparecen en palco de la Federación: Windu, bastante recuperado, y Carli. Darth Maul enciende el sable, entonces Ki-Adi-Mundi, el caraplátano, le advierte que no se mueva. El General Grievous se levanta, y enciende sus dos sables (síp, dos). La cosa está tensa, entonces Darth Maul ordena al virrey ordenar a los droides su despliegue, y empiezan a aparecer por todos lados, como en la peli, y de igual manera, los jedi también empiezan a aparecer por todos lados, hay muchos de los dos bandos. Y se lía la de dios.

De fainal batel.


Windu y Carli se enfrentan a Grievous, que el cabrón es imponente, y de hecho va a arrollarlos cuando Windu lo levanta y lo lanza hacia el coliseo (Grievous no es sensible a la Fuerza). Ki-Adi-Mundi pelea contra Maul, pero claramente está perdiendo. Entonces, Jango ataca por la espalda a Windu y vuelve a herirle, y cuando va a rematarle, Dooku saca su pistola y mata a Jango. Boba, que estaba presente en otro palco como su padre y lo ha visto, apunta con su pistola a Dooku, y Dooku, que no quiere disparar a un niño, muere a manos de Boba. Carli ve esto, retiene al niño con la fuerza y comienza a estrangularle, pero Windu se lo impide: no es el estilo jedi. Boba huye.

La guerra está como está. Droides por todos lados, disparando y matando a algunos jedi, Grievous peleando contra varios de ellos, matándolos, y quedándose sus sables, dividiendo sus brazos y siendo aún más peligroso con cuatro. Ahí lo llevas. Padmé ha buscado cobertura, con la protección de Anakin, pero es que da igual, están caneando a los jedi por todos los lados. Entoooonseeeeeeesssssssssss...

¡Los clones, con un ejército enorme, comienzan a descender por todo Geonosis y a repartir caña profunda, con Yoda a la cabeza! Obviamente, que torturaran a una senadora y a dos jedi y fueran a ejecutarles fue demasiado para los jedi, que se posicionan del bando de la República. Maul ve a Obi-Wan justo cuando iba a huir con Grievous y el resto de líderes, e incluso se lo piensa, tanto que Obi-Wan le ve a él, pero venga va, al final huye un poco. Obi le persigue, y Carli también, que previamente ha recogido a Anakin, el cual no accede a ir con él hasta que ve que los clones dejan a Padmé a salvo. Ki-Adi-Mundi y Aayla Secura también persiguen a los líderes separatistas, hasta otra zona que sirva como enfrentamiento final, a ser posible una más chula que la de la peli.

Aayla Secura.

La idea es juntar a Ki-Adi y a Aayla para que peleen contra Grievous, el cual está asegurándose de que los líderes separatistas escapan a gustito, y Carli, Anakin y Obi se enfrentan contra Maul. Obi insiste en que deben actuar juntos, pero Carli, perdido en su furia se lanza el primero, y de un tajo, Maul le rebana el brazo (¿os suena? ¿eeeeh? ¿eeeeh?), y le manda lejos con un empujón de la Fuerza.

Anakin podría parecer sereno, porque no se mueve de su posición y sigue junto a su maestro, pero la verdad es que se nota que está hecho puré por dentro. Abandonó a sus compañeros, perdió a su madre, no pudo ni siquiera despedirse de ella, luego mató a niños, luego es torturado, y luego ve de primera mano los horrores y muertes de la guerra. Es Maul el primero en atacar, y aunque al principio tiene la ventaja, y le come un poco la cabeza a Anakin, tanto Anakin como Obi resisten, y es Yoda el que, al aparecer, destroza a Maul, que debe huir.

Destacar que, antes de que apareciera Yoda, Maul había anulado a Anakin y estuvo a punto de matar a Obi, así en un forcejeo tenso y silencioso, con cara de puro placer sádico. La cuestión es que a la hora de huir de Yoda, pone tierra de por medio y se pira con Carli. Cuando Carli despierta y se ve con un brazo menos, Maul le da a elegir: morir, o descubrir cómo conseguir ese poder que el lado luminoso no quería darle.


Ya había guerrillas en este Episodio II, pero a partir de ahora serán mucho más grandes, y en muchos más frentes. El Senado se ha quedado en básicamente la mitad de lo que fue, y han decidido que Palpatine obtenga más poderes para dirigir con más eficacia el ejército. Los jedi, antes guardianes de la paz, ahora serán generales de la guerra, y después de su participación en Geonosis, no pueden negarse.

Anakin habla con Obi, antes de que la película acabe, y le cuenta que se encuentra triste y confuso por todo lo que ha pasado, y ahora, debido a la guerra, los dos van a verse bastante menos. Obi-Wan, muy orgulloso por su tenacidad y serenidad ante las adversidades que ha vivido, y contento por que Anakin se sincere con él, le cuenta que la clave no es no tener sentimientos, sino controlarlos y tener las prioridades siempre en su lugar, y le propone para las pruebas jedi, pruebas que puede afrontar de sobra, y de hecho en algún que otro momento Anakin se ha preguntado por qué no había sido propuesto aún. Bueno, pues nosotros, como audiencia, ya lo sabemos: porque Anakin ha logrado recuperarse de la crisis que le entró cuando marchó solo a Geonosis y acabó manteniendo la serenidad jedi.

Eso sí, a través de un camino bastante diferente a como la consiguió Obi.

Conclu.


¿Por qué he hecho lo que he hecho? A mí me hubiera encantado ver más a Jango, me parece un personaje mejor hecho conforme veo más veces la película, pero he tenido que matarlo como ocurre en la película original, pero en el resto de villanos he hecho grandes cambios.

La razón por la que mantengo a Maul es para que haya un villano consistente a lo largo de las tres películas, una referencia a seguir, particularmente rivalizado con Obi, el protagonista. Esta rivalidad, aunque si fuera por mí sería aún más intensa (pero me limita parecerme a la historia original), me parece suficiente para crear empatía en el espectador. Al fin y al cabo, Maul está lleno de odio y es en sí mismo odioso, mientras que Obi es sereno, y ojo, aunque se nota que siente dolor e ira al verle, las contiene siempre bien. En la tercera, ya que he matado a Dooku, cumplirá su rol, y así, en lugar de tener un puto aprendiz por cada peli, a lo largo de la trilogía, Sidious solo tendrá dos.

Bien, ¿y por qué ese trato con Dooku? Ya que he mantenido a Maul y he añadido a Grievous en esta peli simplemente para presentarle cara a la siguiente de forma legal y no con calzador, podría haber prescindido de Dooku toda la trilogía, pero me parece un personaje muy interesante incluso en las películas, aunque esté mal llevado, y quería aprovechar su potencial. Ya en las películas, Dooku es un sith comedido, que es sith más por ideales políticos que por verdadera afinidad, y he aprovechado ese rasgo para convertirle, en mi opinión, en uno de los personajes más profundos de la película.

Nope.

Anakin también ha recibido muchos cambios, y espero que te hayan parecido a mejor, aunque, la verdad, es bastante fácil. No hay razón de ver toda una trilogía de conversión si desde el principio de la segunda tienes a un protagonista capullo que acosa a Padmé y la hace sentir incómoda. Aquí no solo no es el protagonista, sino que aún no se ha enamorado de Padmé, simplemente están las bases plantadas, y lo harán fuera de pantalla entre el segundo y el tercer episodio. ¿Por qué? Porque es faquin Star Wars, no Star Love, y además, Obi es el protagonista, y vemos todo a través de sus ojos, salvo lo que, de no hacerlo, pudiera complicar demasiado al espectador. Que Palpatine controle a la Federación ha sido el espoiler de esta peli, y que Anakin va a ser padre, el de la tercera.

Y por supuesto, el motivo por el que pierde la calma hasta dos veces en esta película, y en una se siente culpable, y en la otra recobra la serenidad, es para que veas que el chaval puede irse, pero aún hay esperanza de que siga siendo bueno. No es cuestión de convertirle en Vader durante un minuto entero del Episodio II, sino precisamente de sentir su sufrimiento.

¿Y cómo es que Anakin ha salido de esta aventura con los dos brazos, y el único en ser cercenado ha sido Carli? Ja jo je ji ju... ¡Pronto lo averiguarás, y es importante!

Nope.

Como has podido observar, he hecho bastantes cambios, pero la esencia de la historia sigue siendo la misma, y los papeles están más o menos donde están. Debido a la limitación de seguir esta misma historia, no puedo hacer que sean la pera limonera, pero al menos creo que la calidad de la historia a subido muchísimo, y se ha vuelto relevante, que era mi prioridad número 1. No tengo tantas cosas que cambiar cara a la tercera parte, pero debido a que el protagonista es Obi, y algunos cambios menores que he hecho, voy a tener que hacer modificaciones igualmente.

¡Lo más popular!

Película: Wonder Woman.

Hablo en defensa de Jumanji (2017).

¿Por qué DC va tan atrás respecto a Marvel?

Películas: La Amenaza Fantasma, El Ataque de los Clones, y La Venganza de los Sith.

Película: La Cuarta Fase.